Un eclipse lunar total de casi cuatro horas de duración de principio a fin, el más largo previsto en todo el siglo XXI, se producirá el próximo 27 de julio, coincidiendo con la luna llena.

 

 

La fase total durará 1 hora y 43 minutos, durante los cuales el satélite natural de la Tierra adquirirá un color rojo o rojizo espectacular, conocido popularmente como ‘luna de sangre’.

 

 

 

Gran parte del Hemisferio Oriental de la Tierra verá una parte o la totalidad del eclipse. Todo el eclipse será visible desde África, Oriente Medio y países de Asia central. El eclipse será visible desde el este de América del Sur, cuando esté terminando, y desde Australia cuando está comenzando.

 

 

 

A diferencia de los eclipses solares, no se necesita ningún equipo especial para observar los eclipses lunares. Estos últimos eventos, que ocurren cuando la luna pasa a la sombra de la Tierra, puedne ser vistos con seguridad directamente a simple vista, telescopios o binoculares.

 

 

 

La luna se vuelve de color rojo intenso o marrón rojizo durante los eclipses, en lugar de oscurecer por completo. Eso se debe a que parte de la luz solar que atraviesa la atmósfera de la Tierra se curva alrededor del borde de nuestro planeta y cae sobre la superficie de la luna. El aire de la Tierra también dispersa más luz de longitud de onda más corta (en colores como verde o azul); lo que queda es la longitud de onda más larga, el extremo más rojo del espectro.

 

 

 

La hora del eclipse total será 20.21  del 27 de julio, según EarthSky.org. El eclipse total durará desde las 19.30 a las 21.13 GMT. También habrá algún tiempo antes y después cuando la Luna esté en la parte más clara de la sombra de la Tierra, que se llama penumbra. Incluyendo ese tiempo de penumbra, el eclipse durará 3 horas y 55 minutos.

 

 

 

“Lo que controla la duración del eclipse lunar es la posición de la luna a medida que pasa a través de la sombra de la Tierra”, dijo a Space.com Noah Petro, del Centro Goddard de la NASA. La parte más oscura de la sombra de la Tierra se llama umbra. Puede imaginarSE la umbra como un cono que se extiende desde la Tierra en dirección opuesta al sol, explicó Petro.

 

 

 

“La luna puede pasar a través del cono, o ir a la derecha por el medio. Eso [el medio] tiene un eclipse de mayor duración”, dijo. “Esta vez, la luna está pasando más cerca del centro de ese cono, y por lo tanto el eclipse es un poco más largo que el eclipse que tuvimos en enero”.

 

 

 

Además, la luna estará en un punto más alejado de la Tierra a lo largo de su órbita, señaló EarthSky. Eso significa que la luna aparecerá un poco más pequeña en el cielo y tardará un poco más en atravesar la sombra de la Tierra.