El puente sobre las vías del ferrocarril ya está habilitado al tránsito en sus cuatro carriles, mientras se terminan la señalización y colocación de barandas.

 

 

 

 

Aunque la terminación de obra había sido prevista por Vialidad Nacional para marzo de este año, algunas contingencias climáticas la demoraron un poco. El puente sobre las vías del ferrocarril en Makallé está habilitado al tránsito en estos días, en sus dos manos (cuatro carriles en total). Es uno de los dos viaductos que componen la obra, junto al que se erige sobre el río Negro.

 

Lo que resta finalizar en la doble vía son unos pocos detalles como la señalización sobre el puente en Makallé, y la colocación de barandas. Además, están en ejecución los accesos y retornos a esa localidad (en ese lugar hay un desvío para el tránsito) y al propio viaducto.

 

Mientras que está finalizado hace tiempo el puente sobre el río Negro, con sus respectivos accesos. También se está terminando de construir una alcantarilla de grandes dimensiones, que obligó a hacer otro desvío a la altura del kilómetro 37 de la ruta 16, a dos kilómetros del acceso a Colonia Popular.

 

Según se pudo saber, la habilitación al tránsito sobre el puente en Makallé es provisoria, ya que restan colocar barandas y el trabajo de operarios sobre el viaducto podría obligar a que la circulación de vehículos vuelva a pasar por la vieja calzada.

 

La autovía tiene un tramo habilitado al tránsito entre Resistencia y Colonia Popular (exceptuando el desvío por la construcción de la alcantarilla), y desde esa localidad hasta el acceso a Makallé (en ejecución) se circula por la vieja calzada. Es allí cuando por el desvío se ingresa al puente, por donde se transita hasta la casilla de peaje.

 

El pavimento de la nueva calzada (paralela a la antigua) está terminado en sus 42,5 kilómetros, los que también están señalizados. De ahí que reste poco para la habilitación completa de la doble vía, que según fuentes consultadas por no excedería de mayo de este año.

 

En diciembre del año pasado, el administrador de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, estimaba que la autovía Resistencia-Makallé debería estar terminada para marzo, siempre que no existiera ningún inconveniente climático, que finalmente fue el factor que retrasó los tiempos.