Hugo Rubén Maidana es un comerciante que hace 10 años lleva mercaderías al interior y reclama que las autoridades pertinentes dejen abierto el paso al camino alternativo que está antes y después de la estación de peaje de Makallé.

 

 

 

 

Según Maidana, el camino alternativo, que eximiría el pago de 120 pesos de ida y vuelta, tiene un guarda rail que impide el acceso de vehículos de gran porte, pero no de automóviles o camiones tipo furgón. Si bien un auto maniobrando puede acceder a la ruta, por los obstáculos, la conducción se puede volver riesgosa.

 

“El camino alternativo, que permitiría evadir el peaje, tiene un cartel que dice cerrado, con obstáculos como guarda rail y cerramiento de material, en contradicción de la legislación vigente que establece este derecho para quienes circulan por rutas con peajes”, explicó el comerciante.

 

Este camino de tierra, sin enripiar, corre paralelo a la ruta 16 y está ubicado un kilómetro antes de la estación de peaje de Makallé, yendo desde Resistencia; y  a dos kilómetros de distancia en la dirección inversa.

 

El comerciante también pidió mantenimiento para este camino porque en los días de lluvia es imposible transitar. Recordamos que este camino alternativo es la antigua calzada de la ruta 16 y une a algunas localidades que están a la vera de esta vía.

 

 

Fuente: Diario Norte