Conocido por todos como “Padre de la Patria”, José de San Martín es sin dudas el prócer más importante de la República Argentina. Más de un siglo y medio ha transcurrido desde su partida física, sus valores e impronta quedaron sin dudas marcados a fuego en todo el pueblo argentino, motivo por el cual en este día es recordado y su figura realzada en todos los puntos del país.

 

“Desearía que mi corazón descanse en Buenos Aires”

 

Una voz autorizada para reflexionar acerca de Don José de San Martín es el doctor Manuel Pizarro, presidente del Instituto Sanmartiniano en Comodoro Rivadavia. El letrado conversó con el programa De Buena Fuente que se emite por Radio Crónica y brindó algunos conceptos en el marco de un nuevo aniversario del fallecimiento del militar argentino: “San Martín falleció el 17 de agosto de 1850 en Boulogne-sur-Mer (Francia) a las 15 horas, está documentado que esa fue la hora de su muerte. Estaba en compañía de su hija y nieta. Lo curioso con él fue que sus restos mortales recién volvieron al país en 1880, fueron treinta años en los cuales el Padre de la Patria no descansó en Buenos Aires como indicaba su testamento. En una de sus clausulas él indica claramente: ‘desearía que mi corazón descanse en Buenos Aires’. Su cuerpo permaneció en Francia hasta la muerte de su hija Merceditas, en ese momento, su esposo Mariano Balcarce traslada los restos a Argentina y se produce la repatriación del cuerpo del General”, relató Pizarro.

 

San Martín y su vínculo con la provincia del Chubut

 

A continuación, el abogado reveló un detalle muy interesante referido al traslado de los restos del prócer a nuestro país: su cuerpo fue traído en un buque que tuvo una gran relación con nuestra provincia.

 

En 1880, cuando finalmente deciden traer al General a nuestro país, el traslado se hizo en un barco llamado “Villarino”, el cual luego naufragó en las costas de Camarones. “Ese viaje lo hacen trasladando los restos desde Francia hasta Buenos Aires en el buque ‘Villarino’, que después naufragó en Camarones. De hecho en Camarones hay un mástil con un ancla del barco, y en Madryn hay un busto del General sobre la avenida Roca que tiene una hélice de ese buque”, comentó el entrevistado.

 

 

Recuperando a los próceres

 

En el cierre, Manuel Pizarro reflexionó acerca del actual contexto y el pensamiento del argentino respecto a los distintos próceres de la Patria. Hizo hincapié en que es necesario recuperar los valores e identidad de los hombres de honor que tuvo Argentina, y manifestó que hoy en día las esperanzas no están del todo perdidas para lograr este cometido: “creo que él entregó su vida por la Patria, le tocó esa función al igual que le tocó a otros argentinos y argentinas en otra época. Yo creo que hay que recuperar los valores, las virtudes de los próceres. Creo que hoy en día no estamos tan lejos de la imagen de San Martín, hoy en día hay muchos argentinos que engrandecen la Patria”, concluyó el presidente del Instituto Sanmartiniano.