El oficialista interbloque Cambiemos de la Cámara de Diputados, en el marco de un tenso clima por la presencia de jubilados que rechazaban la iniciativa, consiguió el dictamen de mayoría sobre el proyecto de reforma previsional y aspira a convertirlo en ley en una sesión especial que se realizaría este jueves, o, a más tardar, el próximo martes.

 

Para imponer su dictamen, Cambiemos consiguió la firma de 40 de los 80 integrantes de las comisiones de Previsión y de Presupuesto, en tanto que el Frente para la Victoria-PJ y el Frente Renovador se expresaron en contra de la iniciativa, en sendos dictámenes de minoría.

 

A los diputados propios el oficialismo se sumó el respaldo de los legisladores que responden a los gobernadores de Chaco (Domingo Peppo), Santiago del Estero, de Córdoba, de Misiones y de Tucumán.

 

Según detalla Página 12, los diputados de Cambiemos (PRO, UCR y CC) sumaron las firmas de la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo (Frente Cívico) y cinco miembros del interbloque Argentina Federal: el tucumano José “Mellizo” Orellana, el misionero Jorge Franco, los cordobeses Paulo Cassinerio y Martín Llaryora, y el chaqueño Juan Mosqueda, el único presente del Bloque Justicialista.

 

El diario La Nación escribió que la reforma previsional -que ya cuenta con media sanción del Senado- consiguió la firma de 40 de los 80 integrantes de ambas comisiones. De ellos, cuatro pertenecen al interbloque Argentina Federal, que responde a los gobernadores del PJ. En efecto, suscribieron el dictamen los diputados José Orellana, Jorge Franco, Paulo Cassinerio y Martín Llaryora y Juan Mosqueda, que responden a los gobernadores Juan Manzur (Tucumán), Hugo Passalaqua (Misiones), Juan Schiaretti (Córdoba) y Domingo Peppo (Chaco). También firmó el proyecto la diputada Norma Abdala de Matarazzo, fiel al gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

 

La posición del bloque Justicialista (BJ), que reúne a peronistas que responden a gobernadores y a otros, y que no participó del plenario de las comisiones ni firmó dictamen alguno, abre una incógnita en el oficialismo sobre el número para bajar a sesionar.

 

Hasta ayer, desde el interbloque Cambiemos descontaban el apoyo del Bloque Justicialista (BJ), pero la actitud que tomaron hoy los integrantes de ese bloque los hace dudar sobre la posibilidad de sesionar esta semana.

 

Sin el respaldo de los integrantes del BJ, el oficialismo apenas superaría los 129 diputados que conforman el quórum y que marcan la mayoría simple, en caso de contar con asistencia perfecta de quienes acompañan la iniciativa.

 

Por el Frente Renovador, Mirta Tundis, justificó el rechazo de su bloque al afirmar que “si la reforma se aprueba, los jubilados recibirán casi 700 pesos menos de aumento. El Gobierno dice que va a haber otros aumentos, sí, pero serán sobre una suba devaluada. No habrá relación entre los incrementos jubilatorios y el resto de los servicios”, agregó.

 

 

 

Fuente: Diario Norte