El grupo “Todo presx es políticx” convocó a una marcha para pedir por la absolución y liberación de Nahir Galarza, la joven sentenciada a prisión perpetua por el crimen de su expareja, Facundo Pastorizzo. La manifestación se realiza desde las 18.30 frente a la casa de la provincia de Entre Ríos, en la ciudad de Buenos Aires.

 

El grupo que organizó la protesta denuncia que la Justicia y los medios trataron el caso Galarza como si fuera “una casa de brujas”. Para el grupo, se “invisibilizaron” temas como “las relaciones de amor romántico y heterosexual en las que se generan las violencias machistas”.

 

 

“Fue un linchamiento propiciado tanto por los medios de comunicación masivos como por el poder judicial y la justicia entrerriana. Transformaron a Nahir Galarza en una bruja para no poner en discusión otros temas que, no casualmente, fueron invisibilizados y desestimados. Como por ejemplo el arma reglamentaria de su padre policía. Pero también las relaciones de amor romántico y heterosexual en las que se generan las violencias machistas y la autodefensa real que pocas veces coincide con las situaciones contempladas en el código penal como parte de la legítima defensa”, indicó el grupo organizador de la manifestación.

 

Durante la marcha se leyó un documento sobre el caso de la joven condenada. “Gracias a Nahir por recordarnos que seguimos siendo ignoradas y ultrajadas. No vamos a bajar los brazos porque sabemos, y entendemos, lo que sufriste. Hoy después de una aberrante, retrógrada e inhumana condena, Nahir necesita nuestra ayuda. Hoy día, después de ser abusada, maltratada, desprestigiada, usada como chivo expiatorio, necesita nuestra ayuda. Nahir sólo tiene 19 años. Es muy vulnerable. Producto de constantes actos de violencia física y psicológica, degradantes, que ejercía contra élla Fernando Pastorizzo. Nahirvestá pagando una terrible condena por callar, por tener miedo y no hablar con nadie sobrev lo que le pasaba”, indicó el documento.

 

“Ahora que se animó a hablar, después de decidir salvar su vida, nadie le cree. Nuestros jueces y nuestros medios machistas se encargaron de instalar un perfil diabólico en todos los canales televisivos para desprestigiarla. Por ser una mujer que se defiende. Nunca fue vista como mujer víctima de un maltratador. Los peritos encargados de demostrar que ella sufría violencia de género no se ocuparon ni siquiera de indagar en la cuestión. ¿Por qué? Porque una mujer que decide atreverse a defender su vida, debe ser condenada y destruida”, agregó.

 

 

 

Fuente: La Nación