El Gobierno oficializó este lunes la suspensión de los cambios en el sistema de asignaciones familiares por 30 días hábiles. La transformación más profunda eliminaba los adicionales por zonas diferenciales, que cobran los trabajadores de distintas zonas del país

 

 

Las modificaciones implicaban un recorte de hasta $1900 por hijo en los ingresos de los trabajadores de la Patagonia y otros puntos del país.

 

Pero la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) está decidida a realizar modificaciones en el régimen de asignaciones familiares. Una de las medidas en análisis es unificar la zonificación con el régimen de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y las jubilaciones. Ese plus geográfico es más restrictivo que el que cobran los trabajadores en relación de dependencia de distintos puntos del país, señala TN.

 

El régimen de adicionales por zonas diferenciales de las asignaciones familiares supone pagos extras para trabajadores en relación de dependencia de cuatro zonas.

 

La zona 1 está compuesta por La Pampa, Río Negro, Neuquén y algunos departamentos de Formosa y Salta. La zona 2 es la provincia de Chubut. Conforman la zona 3 localidades de Catamarca, Jujuy y Salta. Y la zona 4 está compuesta por Santa Cruz y Tierra del Fuego.

 

En estas dos provincias, la asignación para un ingreso familiar de hasta $24.492 es de $3407 por hijo, un 116% más que los $1578 que cobra el mismo trabajador radicado en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe o cualquier otro punto del país no alcanzado por las excepciones.

 

A la ANSES, esta zonificación le parece inequitativa. “La zonificación es de la década del sesenta y no tiene correlato con los indicadores de pobreza”, argumentaron en el organismo.

 

Aunque admitieron que la “medida salomónica” de emparejar todo hacia abajoprovocó ruido incluso al interior de Cambiemos. Gobernadores y legisladores de las provincias afectadas pidieron que se revierta lo anunciado en el decreto 702/18, del viernes 27 de julio.

 

El jueves, el Ministerio de Trabajo anunció la suspensión de los recortes por treinta días corridos. “Durante este periodo, se realizará una evaluación del alcance de la medida y los tiempos de implementación de la misma, con el objeto de seguir trabajando para alcanzar un Sistema de Seguridad Social más inclusivo y sustentable”, indicó la cartera que conduce Jorge Triaca -y de la que depende formalmente la ANSES- en un comunicado.

 

La intención oficial, insistieron en la ANSES, es unificar todo. Podría negociarse una nueva zonificación general para los distintos regímenes o subsumir el régimen de asignaciones familiares al que se utiliza para las AUH y las jubilaciones. Si ocurre esto último, los trabajadores de las provincias patagónicas perderán menos ingresos que lo estipulado originalmente y los del norte dejarán de cobrar los adicionales.

 

La solución debería llegar antes del 1 de octubre, día en que la ANSES debe liquidar las asignaciones de acuerdo con el nuevo sistema. El ente previsional que dirige Emilio Basavilbaso puede extender la suspensión de las modificaciones por treinta días más, hasta comienzos de noviembre.

 

 

 

Fuente: Iprofesional