Cinco representantes demócratas y republicanos se reunieron con el Presidente. Respaldaron el ingreso de la Argentina a la OCDE y hablaron de carnes y biocombustibles.

Muricio Macri y Donald Trump durante la cumbre del G20 en Hamburgo. En Nueva York volverán a cruzarse.

 

 

Cuando faltan 72 horas para su inminente viaje a Nueva York , donde asistirá a la cumbre anual de Naciones Unidas, Mauricio Macri cosechó en la Quinta de Olivos el apoyo de un grupo de legisladores de los Estados Unidos del comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, que habían pedido una audiencia con él. En un principio trascendió desde Cancillería que el encuentro solicitado por los congresistas era para hablar de defensa y seguridad, pero finalmente, según contaron fuentes oficiales, la agenda fue más amplia.

 

 

 

La comitiva encabezada por el representante de California y titular de la comité en cuestión, el republicano Ed Royce, la conformaron los también legisladores e integrantes del oficialismo estadounidense Marta Roby, de Alabama; y Alex Mooney, de Virginia y lo completaron, los representantes demócratas de California, Norma Torres y el embajador de los Estados Unidos en la Argentina Edward Prado.

 

Durante el encuentro, que se extendió durante 35 minutos, los congresistas volvieron a apoyar el ingreso de la Argentina a la OCDE. El 18 de abril pasado, Royce había firmado una resolución en ese sentido. “En los últimos años, el país ha promulgado importantes reformas económicas y de nuevo surgió como un jugador de poder de América del Sur. Con su población altamente educada, economía diversa y vastos recursos naturales, la adhesión de Argentina a la OCDE sería una victoria para el país, la región y la membresía actual de la OCDE. Esperamos continuar trabajando con el presidente Macri a medida que Argentina aumenta su rol de liderazgo en la economía global”, escribió el legislador entonces.

 

Cinco meses después, con la corrida cambiaria, la recesión y la inflación que ponen en duda la reelección y el liderazgo del Presidente, los representantes de los dos partidos volvieron a manifestar el apoyo a los “cambios estructurales” de la administración de Macri y al rol del mandatario en la región y el ingreso a la OCDE. También manifestaron su satisfacción por la presidencia argentina del G20, que motivará la visita de Donald Trump a Buenos Aires en noviembre próximo.

El embajador Edwin Prado estuvo presente en el encuentro.

El embajador Edwin Prado estuvo presente en el encuentro.

 

Tras regresar de Salta, el Presidente reflexionó sobre el impacto en la región de la guerra comercial entre Washington y Beijing, que golpeó a la moneda argentina y se refirió a la situación económica que afronta el país, según confirmaron fuentes gubernamentales. También fueron eje de la conversación los diferendos por la exportación de carnes y biodiesel argentinos a los Estados Unidos. Los representantes señalaron que hubo contactos con el Secretario de Comercio Wilbur Ross para llegar a un acuerdo satisfactorio. Mencionaron los esfuerzos del Caucus Argentina, el grupo que lideran el demócrata Eliot Engel y el republicano Michael McCul, para estrechar lazos entre Washington y Buenos Aires.

 

También se tocaron otros temas de cooperación entre ambos países, como la lucha contra el terrorismo y en materia de Justicia. Acompañaron a Macri el ministro de Relaciones Exteriores Jorge Faurie y el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo, virtual canciller en las sombras. Si bien se especuló con la presencia de los ministros de Defensa, Oscar Aguad, y de Seguridad, Patricia Bullrich, ninguno de los dos participó del encuentro. Bullrich se excusó para viajar a Rosario, adonde este jueves comenzará un nuevo juicio contra la banda de de narcos de Los Monos.

 

Aguad se había reunido en agosto con el jefe del Comando Sur de Estados Unidos para reforzar la cooperación militar entre los dos países. También había recibido al jefe del Pentágono, James Mattis, con quien volverá a reunirse en Mexico en la próxima cumbre de Ministros de Defensa de las Américas.

 

En el Gobierno interpretaron que el apoyo de los legisladores trasciende a la administración republicana de Trump, pero evitaron analizar si es un gesto que ayuda a tranquilizar a los mercados.

 

Fuente: Clarín