También se reducirá el costo de importación para células solares destinadas a proyectos de energías renovables.

Los módems y routers son algunos de los productos que no pagarán aranceles

 

 

A través de un decreto presidencial, el Gobierno modificó los aranceles de importación de más de 100 bienes vinculados a la informática y las telecomunicaciones. “Esta medida favorece la adquisición de tecnología y la mejora de la conectividad y reduce el costo en diferentes industrias que quizás estaban atrasadas tecnológicamente”, explicaron fuentes de la Secretaría de Comercio.

 

 

La medida incluye la eliminación de los aranceles para módems y routers de entre un 12% y 16%, y de aparatos de conmutación y otros bienes tecnológicos (concentradores, aparatos auxiliares para video). Se eliminan también los aranceles para la importación de portátiles como walkie talkie y handie talkie de 35 puntos porcentuales, yse suprime la alícuota promedio de 12% a componentes para servicios de telefonía móvil. Además, se destaca la reducción de aranceles a la importación de células solares para proyectos vinculados a energías renovables. También se incluyen productos como posnets y memorias.

 

Con este decreto abaratamos la importación de mercaderías que no se producen en la Argentina

 

Las reducciones en los aranceles, según los productos, pueden ir del 4% al 35%. “Había empresas que no podían acceder a estos productos. Y la reducción impacta también en una reducción de costos que se verá reflejada en mejoras en la calidad y también en los precios de las comunicaciones”, señalaron.

 

 

“Hoy la conectividad es fundamental para todas las personas y todos los sectores económicos que necesitan comunicaciones e información. Con este decreto abaratamos la importación de mercaderías que no se producen en la Argentina para impulsar la inversión, la innovación y la competitividad de toda la economía”, dijo el secretario de Comercio del Ministerio de Producción y Trabajo, Miguel Braun, a través de un comunicado.

 

 

El decreto se enmarca en las excepciones a las que pertenecen los países miembros del Mercosur para disminuir o eliminar la alícuota de diversas mercaderías necesarias para la producción, entre ellas, las relacionadas a productos tecnológicos y que se incluyen dentro de la Lista de Bienes Informáticos y de Telecomunicaciones (BIT).

 

 

Infobae