El intendente de Resistencia y fundador del Frente Chaco Merece Más, Jorge Capitanich, encabezó, junto al gobernador Domingo Peppo, el encuentro en el que se delinearon tareas de cara a las elecciones legislativas nacionales de octubre próximo.
 
 
 
 
Capitanich valoró las acciones encaradas desde el municipio para transformar Resistencia al asegurar que “pese a todo, igual hacemos y vamos a seguir haciendo”. Detalló que su gestión ejecutó más de 470 cuadras de pavimento la recuperación de espacios verdes, el recambio de luminarias por nuevas con tecnología led, y que de cara al futuro inmediato se avanzará en la remodelación de la Terminal de Ómnibus, la construcción del nuevo Cementerio Municipal y el Centro de Tratamiento y Disposición Final de Residuos, entre otras cosas que permitirán “resolver los problemas estructurales de la ciudad”.
 
 
“Creemos que el pavimento urbano es equidad porque eso representa una transformación cualitativa”, dijo el intendente quien remarcó que en la ciudad existen mil emprendimientos de reformas o refacciones de frentes y/o de accesos de casas sobre las nuevas cuadras de pavimento que se realizaron durante esta gestión.
 
 
“Eso tiene un efecto multiplicador en trabajo, contratistas, cooperativas y eso es una herramienta extraordinaria para el crecimiento y el desarrollo del empleo como organizador social”, mencionó.  
 
 
 
 
Robo y desastre
 
 
Por otra parte lamentó el hecho de que “nos birlaran la posibilidad de contar con 500 cuadras de pavimento urbano, ya que hoy estaríamos con cerca de 1000 cuadras, al quitarnos el crédito otorgado por la Corporación Andina de Fomento, que significaban cerca de 370 cuadras”. A esto sumó otras que “teníamos, mediantes convenios, licitadas o en proceso de licitación, con un esquema de transferencia parcial de recursos para ejecutar obras sobre las  avenidas Alberdi, San Martín, Falcón y la regulación del Parque Caraguatá con las obras conjuntas de Juana Azurduy y Juan Manuel de Rozas.
 
 
Además recordó que la anterior gestión “nos dejó un desastre ya que el municipio no contaba con financiamiento y había solamente 8.700 pesos en caja, con medio salario de noviembre impago y sin la previsión para el pago del aguinaldo de diciembre”.
 
 
“Hicimos un gran esfuerzo a nivel fiscal y vamos a dejar el municipio en el 2019 en óptimas condiciones para seguir con el objetivo de alcanzar 2.500 cuadras de pavimento en 8 años de gestión”, aseguró.