Sus padres, ambos adictos, lo llevaron al hospital al que ingresó con convulsiones. Los exámenes de laboratorio detectaron cocaína en la orina. Se la habrían suministrado con la leche.

 

 

Un bebé de menos de un año fue internado la tarde del lunes en el hospital pediátrico Avelino Castelán, de Resistencia, por una “sobredosis” de cocaína.

 

El periodista David Gaúna reportó en Facundo Quiroga que el pequeño fue llevado por sus padres, ambos muy jóvenes y adictos a las drogas, con convulsiones y su estado es delicado.

 

Los médicos lo auxiliaron inmediatamente y se le practicaron diversos exámenes. Entre los resultados se destaca la detección de cocaína en la orina.

 

Se barajan varias hipótesis sobre cómo pudo el bebé ingerir cocaína. Una de ella es que se la hayan suministrado con la leche en la mamadera. Pero otra indica que su padre y su madre discutieron y luego de eso uno de ellos le puso cocaína en la boca.

 

Aunque todo dependerá de los resultados de los análisis, se da por seguro que la madre nunca dejó de consumir cocaína y otras drogas ni durante el embarazo ni en el tiempo que lleva amamantándolo.

 

 

Fuente: HDP Noticias