El presidente del Instituto Provincial para la Inclusión de las Personas con Discapacidad del Chaco (IPRODICH) José Lorenzo, en diálogo con Radio Ciudad 92.3, soltó una polémica frase que ocasionó indignación en las redes, mientras se refería al Congreso de Autismo que se llevó a cabo en Villa Ángela. Accedió Chaco en Línea Informa

 

Cuando se le preguntó acerca del número de personas que padecen autismo en la provincia, Lorenzo comentó, “no tenemos un dato contundente, lo que sabemos es que es un trastorno que está muy de moda” y aseguró que esto hace “que cada vez aparezcan mayor cantidad de casos”.

 

 

“Cada vez los padres se atreven a mostrar más y la ciencia también ha avanzado en adentrarse en este trastorno tan severo que altera la mente de una persona que puede ser normal físicamente, pero que tiene un trastorno importantísimo a nivel cerebral, donde tiene un impedimento brutal para comunicarse”, acotó.

 

 

¿Qué es el autismo?

 

La Organización Mundial de la Salud define a los trastornos del espectro autista (TEA) com un grupo de complejos trastornos del desarrollo cerebral. Este término genérico abarca afecciones tales como el autismo, el trastorno desintegrador infantil y el síndrome de Asperger. Estos trastornos se caracterizan por dificultades en la comunicación y la interacción social y por un repertorio de intereses y actividades restringido y repetitivo.

 

El nivel de funcionamiento intelectual es muy variable entre las personas con TEA, pudiendo ir desde un deterioro profundo hasta la existencia de habilidades cognitivas no verbales superiores. Se estima que alrededor del 50% de las personas con TEA también padecen alguna discapacidad intelectual.

 

Los síntomas pueden aparecer entre los primeros días de vida y los 30 meses, aunque hay unanimidad científica respecto de que sintomatología empieza a verificarse a partir de los 18 meses. Esa sintomatología es variada, pero se apoya en tres pilares: cómo el chico interactúa socialmente, la comunicación y el lenguaje, y el comportamiento.

 

 

¿Qué lo causa?

 

La evidencia científica disponible parece indicar que existen diversos factores, tanto genéticos como ambientales, que contribuyen a la aparición de trastornos del espectro autista, influyendo en las primeras fases de desarrollo del cerebro.

 

Sin embargo, según los datos epidemiológicos disponibles, no hay ninguna prueba de que exista una relación entre la vacuna triple vírica (SPR) y los trastornos del espectro autista como se creyó en un tiempo. Tampoco hay ninguna prueba de que exista alguna otra vacuna infantil susceptible de incrementar el riesgo de padecer trastornos del espectro autista.

 

 

 

Las estadísticas en Argentina y el mundo

 

En la Argentina, se calcula que alcanzan a 400 mil personas, de acuerdo a las estadísticas de la Asociación Argentina de Padres de Chicos con Autismo (APAdeA).

 

Las últimas estadísticas de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos indican que actualmente los Trastornos del Espectro Autista (TEA) se le diagnostican a 1 de cada 68 niños, lo que implica un 30% de aumento en apenas tres años. Los TEA incluyen al autismo propiamente dicho e incluyen también a otras condiciones: el TEA no especificado, el mal de Rett, el trastorno desintegrativo de la niñez y el Mal de Asperger.

 

Tal es el grado de avance de los TGD, que en las últimas dos décadas se incrementaron en un 700%: hasta hace siete años se calculaba que afectaban a uno de cada 150 niños, y en el año 2000 a uno de cada 300, cuando en 1975 era de uno por cada 5.000 chicos.

 

compartir!