El precandidato a gobernador por el radicalismo chaqueño sostuvo que avanzará en ese sentido, "porque necesitamos convocar a toda la ciudadanía". "Un solo hombre no puede resolver los problemas", que tiene la provincia, agregó. Criticó la gestión de Peppo y Capitanich y remarcó que no faltan recursos, "sino que hay que administrar bien desde el gobierno".

 

En declaraciones a La Radio, 104.7, el también presidente del Interbloque Cambiemos en la Legislatura, sostuvo que para gobernar el Chaco, “necesitamos recuperar los valores de la honestidad y la transparencia para realizar todos los cambios que se necesitan”. “Si soy gobernador y hay un funcionario que es denunciado por un acto de corrupción, tendrá que dejar su cargo. Si después, la Justicia dice que es inocente, volverá al gobierno con todos los honores”, ejemplificó.

 

Insistió en la necesidad de convocar, “sobre todo a los jóvenes, porque tenemos que quitarles el descreimiento que tienen de la política”. Y, en ese sentido, rechazó que su equipo de trabajo este conformado “con los dirigentes de siempre”. “No es así, conmigo trabajan unos 40 jóvenes que están elaborando las medidas que vamos a adoptar si el pueblo nos elige para gobernar la provincia”, recalcó; agregando que, por ejemplo, vienen elaborando un programa para el sector de la Salud. “No vamos a asumir y recién a ver qué hacemos”, dijo Peche.

 

Sin embargo, al ser consultado sobre posibles colaboradores en caso que asuma como gobernador, precisó que, “Livio Gutiérrez sería un muy buen ministro de Gobierno”.

 

Carim Peche ratificó que comenzó su tarea proselistista, “cuando en noviembre pasado, desde nuestro espacio en la Unión Cívica Radical (Convergencia Social), los otros candidatos, como Víctor Zimmermann, decidieron bajarse para apoyar mi candidatura”.

 

Y reveló que, en esos momentos, se entrevistó con la intendenta de Barranqueras Alicia Azula, a quien pidió que lo acompañe. “Pero ella declinó mi propuesta y me ratificó sus aspiraciones para este proceso electoral. ya no volvía a hablar con ella”, indicó. También señaló que mantiene un trato respetuoso con otros dirigentes y sectores internos del radicalismo, y que recorre todos los rincones del mapa provincial, “hablando con todos los sectores”.

 

En cuanto a la relación que mantiene con el diputado Luis Obeid, dijo que este representa al PRO en la provincia. “Nos acompaña en muchas iniciativas que tenemos en la Cámara, pero en otras cuestiones el consulta a la conducción nacional”.

 

Y aclaró, además, que mantiene fluidos contactos con otros dirigentes de diversos partidos de nuestra provincia. “¿Cómo vamos a avanzar en una fuerza sin la presencia del peronismo?”, se preguntó; y, aunque evitó dar nombres de figuras del Justicialismo local, reconoció que también mantiene conversaciones con sectores del oficialismo.

 

Carim Peche, en el final, soslayó la posibilidad de continuar compitiendo electoralmente con el nombre de Cambiemos en el Chaco. “Necesitamos conformar un nuevo espacio político, tal vez con otro nombre; porque debemos aglutinar a quienes aporten responsabilidad y valores para generar una nueva fuerza política que cambie definitivamente la conducta de quienes deben gobernar nuestra provincia”, subrayó.

 

 

Fuente: Chaco día por día